Escudo de la Universidad Politécnica de Madrid

Escuela Técnica Superior de Ingeniería
de Montes, Forestal y del Medio Natural

"Autopistas salvajes. Propuesta para una red estratégica de corredores ecológicos entre espacios de la red Natura 2000"

Informe realizado por investigadores de la ETSI Montes, Forestal y del Medio Natural

WWF ha presentado en Madrid el informe "Autopistas salvajes. Propuesta para una red estratégica de corredores ecológicos entre espacios de la red Natura 2000"

El informe presentado por WWF España y liderado por el investigador del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea Santiago Saura, investigador del Centro Común de Investigación, de la Comisión Europea, y un equipo de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Montes, Forestal y del Medio Natural de la Universidad Politécnica de Madrid analiza la necesidad de disponer de una red de corredores verdes que permitan la movilidad de los animales salvajes por la península Ibérica.

El estudio realizado por Saura y su equipo, además de identificar las 12 grandes autopistas para la biodiversidad en función de la vegetación que hay en ellas, ha localizado también los 17 puntos críticos en los que esta red de corredores no permite la circulación de fauna salvaje y sobre los que hay que actuar de forma prioritaria.

«Los bosques de ribera, por ejemplo, suponen sólo el 0,68% del territorio, pero albergan el 12% de estos puntos críticos», explica Saura. «Los paisajes agrícolas albergan el 8% de los corredores, pero el 32% de estos cuellos de botella [como los llaman los investigadores] están en terrenos de cultivo. En estos puntos es evidente que hay un problema que restaurar...».

«Hay 2.100 espacios naturales en esta red europea. El 27% de todo el territorio español está protegido bajo la Red Natura 2000, pero no son suficientes si no están conectados entre sí», asegura la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García. «Construir corredores no es sencillo, estamos ya trabajando con Fomento y con las Comunidades Autónomas. Pero debemos tener la Estrategia Nacional de Infraestructuras Verdes terminada este año», dice.

Incide el informe en la importancia de que los espacios con valores naturales estén conectados para favorecer el movimiento de la flora y la fauna y el intercambio de genes, y en que esa conexión es clave para conservar la biodiversidad y afrontar con más garantías los efectos del cambio climático.